Viajar a Lerma es algo indescriptible. Pasar nochebuena o recibir el año nuevo en este pueblo, hará que te sientas como en esas películas norteamericanas tan comunes durante estas fechas decembrinas. La exuberante decoración del casco histórico con luces e imponentes adornos será capaz de captar tu atención poderosamente, transportándote una atmósfera de ensueño. 

Esta localidad ve a la navidad más allá de un asueto vacacional, donde miles de turistas llegan anhelantes de compartir momentos inolvidables con sus familias. Aprovechar el tiempo al máximo para vivir con intensidad durante esos días de descanso, cuando las preocupaciones cotidianas desaparecen temporalmente para dar paso a un pleno descanso combinado con recreación. 

Si quieres viajar a Lerma en navidad con tu pareja o familia se podría considerar como la mejor decisión que hayas tomado, debido a que encontrarás ese lugar en donde estas fechas tienen un gran significado para la población. Aquel en el que disfrutarás de fantásticos eventos socio-culturales, donde se busca resaltar la identidad local y fomentar un sano compartir entre los ciudadanos. 

Y es que la cosa no acaba aquí. Este rincón de la provincia de Burgos hará todo lo humanamente posible para garantizarte una estancia que jamás olvidarás durante el año, ofreciendo diversas opciones para que te relajes al máximo y liberes todas esas malas energías acumuladas.  

Será una auténtica experiencia magistral para que puedas comenzar un año nuevo con las pilas recargadas, dando lo mejor de ti en cada ámbito que te desenvuelvas. No quedan dudas de que viajar a Lerma es una alternativa fabulosa para vivir experiencias inigualables en este último mes del año, cuando te detienes a reflexionar sobre todo lo que ha pasado y cuál ha sido la enseñanza de tales episodios en tu vida. 

Anímate a conocer esos motivos para viajar a uno de los pueblos más bonitos de España. ¡Adelante! 

1.- Máxima relajación: 

Lerma es un pueblo pequeño con poco más de 2.500 habitantes. Su fisonomía urbana hace que puedas recorrer cada espacio en cuestión de minutos, brindándote máxima comodidad para trasladarte con tu familia a todos los sitios turísticos de interés. 

A través de tales características, te imaginarás cuán apacible es la vida en esta localidad. Aquí no convergen los primeros problemas de las grandes urbes, los cuales no hacen más que ponerte de mal humor e irritarte constantemente. Si decides venir, gozarás de un auténtico paraíso terrenal para relajarte como jamás lo habías hecho y alcanzar esa plenitud tanto anhelas. 

Tú única preocupación será escoger el menú para el almuerzo o pararte temprano para aprovechar el día durante tu estancia. Su seguridad es envidiable, así como también la tranquilidad que disfrutarás en todo momento con absoluto silencio. Este último detalle es menester destacar, debido a que el ayuntamiento hace especial hincapié en el cumplimiento de normativas comunitarias con la finalidad de evitar ruidos estridentes y escándalos de proporciones épicas.  

Te relajaras de forma fascinante como cuando eras un adolescente y pasabas de todo olímpicamente. Regresarás a casa con otro carácter totalmente distinto, mejorando psicológica y emocionalmente. 

2.- Precios accesibles: 

A diferencia de otros destinos, Lerma mantiene medianamente sus tarifas en una sola banda de precios durante todo el año. Los precios no suben exorbitantemente en temporada alta como suele suceder en todo el país, ocasionándole un grave perjuicio a ese ciudadano clase media que hace un cuantioso sacrificio por darle a su familia unas buenas vacaciones. 

Visitar este pueblo es relativamente económico. Una noche en un hotel tiene un costo promedio de 60-70 EUR; Mientras que dormir en un hostal puede requerir de 30-40 EUR según los servicios incluidos en la tarifa, destacando que en algunos casos es posible encontrar desayuno gratis como cortesía. 

Comer también resulta bastante accesible. Los platos no superan los 4-5 EUR por persona y casi todos los establecimientos, suelen ofrecer alternativas bastante poderosas gastronómicamente para grupos grandes a precios estupendos.

3.- Espléndidos parajes naturales: 

Viajar a Lerma e ignorar sus paisajes naturales autóctonos es como ir a un restaurante y solo pedir un vaso de agua. Es algo que sencillamente no tiene explicación lógica, debido a que su fastuosidad hace imposible omitirlos de la guía turística. Una tarde de montaña es suficiente para entender cuán hermosos son los países rurales de nuestro país, los cuales no tienen nada que envidiarle a Suiza o algún otro país. 

El río Arlanza será un lugar fantástico para darte esos clavados y bañarte con agua totalmente cristalina, purificando tu ser al estar en contacto con la naturaleza. Esa que te brinda un sinfín de maravillas, las cuales nos hacen entender por qué debemos vivir intensamente como si fuese el último día. 

4.- Enriquecimiento socio-cultural para toda la familia: 

Lerma posee un vasto patrimonio histórico-cultural que es capaz de asombrar a cualquier individuo. Solo necesitas recorrer sus principales calles para darte cuenta que allí se gestaron batallas épicas que cambiaron el rumbo de la historia de España, dando lugar a un país tal como lo conocemos ahora. 

Viajar a esta localidad burgalesa con tu pareja o familia, servirá para que puedan expandir sus horizontes intelectuales al nutrirse con datos súper interesantes sobre las raíces de la hispanidad. Todos los castillos y edificios presentes constan de más de 500 años de fabricación, donde podrás sumergirte en esa época colonial para saber por qué ejecutaban a las brujas o traidores del reino. 

5.- Servicios turísticos de altura: 

Todos piensan que viajar a un pueblo es “aburrido e insoportable”, debido a que “no hay nada para ver allí, ni tampoco alguien te asista durante el viaje”. Sin embargo, desconocen lo equivocados que están porque Lerma es la excepción. Podrá parecer una pequeña aldea pero cuenta con servicios turísticos de alto nivel. 

Su oferta hotelera cuenta con la capacidad suficiente para albergar un buen volumen de visitantes. Lo mismo aplica para restaurantes y bares, los cuales se esmeran por satisfacer a sus comensales. En caso de no conocer absolutamente nada e ir en plan mochilero, contarás con puntos de atención en el ayuntamiento para recibir toda la orientación que necesitas. 

¿Y tú qué esperas? Anímate a viajar a Lerma YA para pasar unas navidades inolvidables. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.