Fiesta-de-legumbres-de-Arlanza

Visitar Lerma es adentrarse en un paraíso terrenal tan mágico e idílico que te hará suspirar. Cada rincón de esta tierra está plagado de ese encanto tan propio de las pequeñas localidades de nuestro país, donde no hay grandes edificaciones pero sí un calor humano fantástico con poder suficiente para seducir e influenciar a sus visitantes para que le conviertan en su destino de cabecera.

Quienes se aventuran a visitar este pueblo en estas fechas serán testigo de una las fiestas gastronómicas más grandes de España, la cual se denomina “Fiesta de Legumbres de Arlanza”. Se trata de un encuentro culinario apoteósico, donde se congregan todos los productores locales para mostrar sus productos frescos al público e incentivar a que se consuman en los hogares como parte de su dieta cotidiana.

Asimismo, también se busca un acercamiento de la población hacia estos productos agro-alimentarios. Más que todo porque podrían considerarse como una fuente de ingresos, la cual generaría empleo entre los lugares y brindarles mejores condiciones de vida durante esas épocas en que no hay tanta afluencia de turistas.

En esta festividad entran en juego otros actores económicos como los propietarios de restaurantes y hostales, quienes ponen su granito de arena para preparar exquisitas creaciones que dejarán a los comensales sin aliento. De esta forma, constituirán una actividad de alto impacto social porque permitirá conectar a los asistentes con las raíces culturales españoles, dándoles a entender cuán importante es conversar esas costumbres autóctonas con el paso del tiempo y ofrecerlas como parte de nuestro patrimonio histórico-cultural.

El 1 de noviembre es la fecha seleccionada para tal encuentro gastronómico. Toda la comarca se llenará de júbilo con la finalidad de presentar sus cualidades ante el mundo, dejándole bien claro hasta donde son capaces de llegar con tal de resaltar su trabajo y las cualidades que le hacen tan especial.

Tal ambiente comenzará a sentirse desde muy tempranas horas de la mañana, cuando los habitantes del casco histórico se encuentren decorando los establecimientos participantes y realizando el mismo trabajo con ciertas áreas en las que se desarrollará tal evento.

Aquí nadie se queda fuera, debido a que los niños participarán en una actividad anexa: “Apadrina a un pollito. Allí podrán interactuar con todos los pollitos pintados que estarán presentes a lo largo de Lerma en los cantos rodados de las calles, buscándolos por en un recorrido por el pueblo hasta llegar a la oficina de turismo y recibir su premio por la hazaña.

Pasarán por los comercios de la zona y les pondrán un sello en sus cartillas para que puedan vender algo de paso. Tal hecho fomentará que los padres ingresen a estos locales para conocer cuál es su oferta y colaborar con alguna compra para apoyar a esos emprendedores en difícil situación,

Será un día fabuloso para compartir con toda la familia en medio de la pandemia por COVID-19, constituyéndose como una alternativa de recreación estupenda para disfrutar al máximo.

Atracción turística para chuparse los dedos.

Los visitantes que coincidan con este encuentro culinario tendrán la posibilidad de hacer delirar a su paladar con las deliciosas alubias arrocinas, las cuales serán el protagonista principal. 6 peñas hospedarán en sus fogones a este exquisito alimento durante varias horas bajo la supervisión de un chef, quien se encargará de coordinar la logística para repartir este cocinado entre los establecimientos participantes.

Estos a su vez gozarán del privilegio de ofrecerla al público como tapa en una degustación gratuita, brindándoles esa satisfacción de ser jueces con el poder de dictaminar sí es verdad eso de que en Lerma es posible saciarse a límites inimaginables con lo mejor de la cocina española.

El festival de legumbres de Arlanza es más que una simple celebración gastronómico-cultural; Se trata de esa atracción turística con alto valor recreacional para los foráneos, debido a que no solo les permite conocer más de cerca la esencia de esos pobladores que les reciben con los brazos abiertos durante todo el año. También les permite redescubrirse como seres humanos desde un placer tan idílico como probar platos únicos, los cuales les harán entender que no es necesario visitar destinos de lujo para vivir unas vacaciones de ensueño en compañía de sus seres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.